La seguridad de estudiar desde casa, para los jóvenes

Desde aproximadamente el siglo 19 la educación a distancia se desarrolló de manera cotidiana, cuando en Inglaterra se comenzó a impartir los cursos de taquigrafía por correo. Luego el avance en las tecnología de información y comunicación permitió el estudio online.

Si bien es cierto que la educación a distancia se desenvolvió con mayor auge en los cursos que capacitaban en algún oficio, así como en instituciones de educación superior, la pandemia ha traído como consecuencia el uso online a todo nivel educativo.

De esta forma se pueden suplir las necesidades individuales, profesionales, así como el mejoramiento educativo a diferentes escalas, sin dejar por fuera el desarrollo social de cada individuo. Y es que ahora las viviendas se han convertido en verdaderos salones de clases.

¿Cómo adaptarse y aprovechar al máximo la situación hoy? La tecnología ha desarrollado a través de diferentes aplicaciones un conglomerado de opciones que permiten investigar, aprender, exponer temas, realizar videos, por los cuales los  alumnos pueden instruirse.

Abandonar los estudios, una opción.

Muchos jóvenes se han planteado la idea de dejar los estudios por diferentes razones como: dificultad para aprender, la falta de interés, los problemas económicos, consideración que hacen sin pensar las consecuencias que eso les va a generar en sus vidas.

El abandono de la escolaridad a temprana edad va afectar de manera directa la oportunidad de tener ofertas de empleos adecuadas, es como cuando buscamos un cerrajero Manresa de poca experiencia, al final afectará el estilo de vida, generando incluso ansiedad si se presentan dificultades.

Pudiera pensarse ¿qué tiene que ver  que se presenten dificultades con el abandono escolar? es que si se ve la educación como posibles problemas, cuando se presenten dificultades en la vida cotidiana la reacción será de huir y abandonar, la capacidad de decisión es nula.

Buscar la ayuda apropiada es oportuno para mantenerse activo en la educación, la pandemia también ha jugado un factor importante en este sentido, las autoridades se han visto en la necesidad de desarrollar estrategias educativas para evitar el atraso en su población estudiantil.

Aprovechar las oportunidades

Aprovechar las oportunidades implica esfuerzo, adaptación y empeño para estudiar. Si bien es cierto que las clases presenciales no están en lo que llamaríamos términos normales, todo aquello que se realice para ser mejores, redundará en el bienestar personal del individuo.

Establecer un horario fijo es importante, plantarse la idea que se está asistiendo a clases de manera presencial y regular permitirá dedicar las energías y esfuerzo adecuado a los estudios. Desarrollando la mayor cantidad de actividades escolares y personales de manera organizada.

Aprender hacer las actividades programas, así no tengas ganas, te llevará a cultivar la disciplina, desarrollarás madurez, estarás preparándote para cumplir con las responsabilidades adquiridas por decisión propia.

Ser organizado te permitirá cumplir sin dilación y distracción con tus actividades, saber qué vas a realizar y cómo, te llevará a conseguir todo lo necesario para alcanzar la meta, ya sean implementos o materiales para realizar el trabajo. El esfuerzo vale la pena ahora y en el futuro.

error: Content is protected !!